Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto

Aterrizan en Madrid los súper cooperativos y sostenibles

Los socios son el eje vertebrador de estos nuevos establecimientos que han encontrado inspiración al otro lado del Atlántico, en el proyecto Food Coop de Nueva York. Hablamos de La Osa, Supercoop y Biolíbere.

Un nuevo formato de supermercado está creciendo en Madrid. Se trata de establecimientos sosteniles, ecológicos, cooperativos y participativos que, a imagen de lo que ya lleva haciendo con éxito Food Coop en Nueva York desde hace cuatro décadas, busca encontrar su hueco entre los consumidores de la capital española. Hablamos de La Osa, en Tetuán; Supercoop, en la planta alta del Mercado de San Fernando, en Lavapiés; y Biolíbere, en Getafe.

Según recoge el portal Traveler, la filosofía de estos establecimientos, que preparan próximas aperturas, no es otra que ofrecer productos saludables a precios asequibles, poniendo énfasis en productos locales, producidos de forma responsable y en condiciones de justicia social. Así lo explica Emilio Lázaro, impulsor de Biolíbere, quien también pone el acento en que el trabajo de los socios es "el elemento clave, vertebrador y diferencial" de las nuevas inauguraciones.

En concreto, los socios aportan dos horas de trabajo al mes, que en el caso de La Osa y Supercoop, son tres. Estas tareas se organizan de forma digital, a través de una app, y en ningún caso son las más críticas, como hacer pedidos o encargarse de la contabilidad.

Además, socios y socias obtienen una participación en el supermercado, por la que deben aportar al capital de la cooperativa 50 euros, más 30 anuales, en el caso de Biolíbere y 100 en las otras dos iniciativas. A cambio, poseen un descuento de hasta el 10% sobre el precio marcado y tienen poder de decisión sobre todos los aspectos del supermercado. Los consumidores no asociados también pueden comprar a buenos precios, pero sin ese descuento adicional.

Por su parte, el etiquetado de sus productos certificados ecológicos será muy exigente, "lo que habitualmente no ocurre con los productos que se suelen encontrar en los supermercados convencionales", afirma Lázaro. La cooperativa también impartirá talleres sobre alimentación, y organizará visitas a los productores.

APERTURAS EN 2020
Biolíbere Economato Ecológico lleva en funcionamiento desde 2014. Pero se convertirá, en marzo de 2020, en el supermercado cooperativo Biolíbere, de unos 200 metros cuadrados.

Un poco antes, en enero del año próximo, tiene prevista su inauguración La Osa, un espacio de 800 m2 en el que se comprometen a facilitar "productos ecológicos de proximidad que provienen de pequeños productores locales". "Garantizamos el origen de los productos para asegurar su calidad y cómo se producen para provocar el menor impacto medioambiental posible. Fijamos el precio digno para cada producto", aseguran desde su web.

Tanto en La Osa como en Supercoop, no se vetará ningún tipo de bien, ni siquiera los de multinacionales, con objeto de satisfacer todos los perfiles y bolsillos.

Visto en: foodretail.es

Asóciate, tienes mucho que ganar

MÁS INFORMACIÓN